Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

Consejos nutricionales para promover la cicatrización de heridas

Todos hemos tenido una herida: un corte, rasguño o raspadura que rompe la piel. La mayoría, en personas sanas cicatrizan rápidamente cuando se mantienen limpias y libres de infección, mientras que otros tipos de heridas son más graves y a menudo requieren intervención médica. Estos pueden incluir úlceras de decúbito, también conocidas como úlceras de presión o llagas en la cama, que se desarrollan donde los huesos están cerca de la piel, tal como tobillos, espalda, codos, talones y caderas, en personas que están acostadas, usan una silla de ruedas o no pueden cambiar su posición. Las personas con diabetes también tienen un mayor riesgo de desarrollar heridas en los pies que pueden tardar semanas o meses en sanar.

Las opciones de alimentos y el estado nutricional influyen en la cicatrización de las heridas, ya que las graves aumentan los requerimientos de energía, vitaminas, minerales y proteínas necesarios para promover la curación. Además, los nutrientes se pierden en el líquido que supuran las heridas.

Consejos nutricionales


1- La primera prioridad es comer suficientes calorías provenientes de una dieta equilibrada. Planee comidas y colaciones saludables y equilibradas que incluyan alimentos de todos los grupos: carnes, frutas, verduras, productos lácteos y cereales.

2- Incluya cantidades óptimas de proteína. Ya que el cuerpo necesita generar nuevos tejidos para lograr la cicatrización. Incluir carne magra, pollo, pescado, quesos, huevos, leche o yogur descremados, cereales, leguminosas, semillas.

3- Manténgase bien hidratado con agua y otras bebidas no azucaradas como té, café, jugo natural de frutas y leche, que también contiene proteínas.

4- Algunas heridas pueden requerir una mayor ingesta de ciertas vitaminas y minerales. Hable con un nutricionista para obtener un plan de alimentación individualizado con cantidades óptimas de calorías, proteínas, líquidos, vitaminas y minerales para sus necesidades específicas.

5- Para las personas con diabetes, controlar los niveles de azúcar en sangre es una de las mejores maneras de prevenir y tratar una herida. Trabaje con su médico y su nutricionista para desarrollar un plan de alimentación que permita mantener los niveles de azúcar en sangre normales y estables.

Deja un comentario