Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

Tips para almacenar correctamente los alimentos

Si estás confundido por todas las reglas contradictorias sobre qué alimento va en donde, no te preocupes; aquí van algunos tips que seguro te saquen de la duda.

Pero antes algunas reglas generales…

En la despensa se deben almacenar todos aquellos alimentos que puedan mantenerse estables a temperatura ambiente, como las leguminosas, harinas, pastas, arroz, azúcar, sal, café, galletas, aceite, alimentos enlatados, conservas, etc.

Al momento de colocar los alimentos en la heladera, en éstas se diferencian varias zonas específicas para guardarlos, se recomienda seguir las instrucciones de cada fabricante o marca ya que la temperatura varía en las diferentes zonas.

Es muy importante no saturar la heladera, no llenarla demasiado, ya que de este modo se dificulta la circulación de aire, provocando que los alimentos se conserven en condiciones óptimas por mucho menos tiempo.

Alimentos que se deben almacenar en la despensa

La miel es muy estable y durará mucho tiempo. Además, si la refrigeras, es difícil servirla, así que mantenla en tu despensa.

A los tomates les va mejor cuando se mantienen fuera de la heladera, donde pueden volverse arenosos. Es cierto que se echan a perder más rápido cuando se almacenan en la mesada. Si no los va a comer dentro de 1 a 2 días, guárdalos maduros en el refrigerador durante 2 o 3 días. Sin embargo, ten en cuenta que una vez que cortes en un tomate (o cualquier fruta o verdura), necesita ser refrigerado para retrasar el crecimiento de bacterias dañinas.

Papas, ajos y cebollas. Deben almacenarse en un lugar fresco y seco, como el fondo de la despensa, durante un máximo de dos semanas.

El pan puede añejarse rápidamente en el refrigerador debido al aire seco que circula. Si no lo piensas comer enseguida, congélalo. Puedes quitar solo lo que necesitas y descongelarlo en la mesada o en la tostadora en la configuración de «descongelar».

Semillas, almacénalas en recipientes herméticos, ya que esto les permite mantener su nivel adecuado de humedad.

Alimentos que se deben almacenar en la heladera

El queso se puede servir mejor a temperatura ambiente, pero, al igual que todos los alimentos derivados de animales, debe almacenarse en la heladera. Los alimentos perecederos, incluido el queso, deben desecharse si se mantienen fuera del refrigerador durante dos o más horas. En los meses más cálidos, esa cantidad de tiempo será menor.

Productos lácteos, la leche y el yogur se almacenan mejor en los estantes superiores de la heladera, ya que la temperatura en esa zona es más constante.

En el caso de pescados y mariscos, se recomienda solo congelar productos que sepamos que son frescos, ya que son más delicados que la carne.

Vegetales, se conservan mejor en bolsas de nylon perforadas en el cajón destinado verduras.

Frutas, a excepción de melones, bananas y cítricos (los cuales se almacenan en la despensa o en la mesada), deben almacenarse en la heladera, preferentemente en un cajón distinto al de los vegetales.

El aceite de oliva se vuelve rancio rápidamente cuando se expone a la luz y al calor. La refrigeración puede hacer que estos aceites cambien de color y se vuelvan turbios, pero desaparecerán cuando vuelvan a la temperatura ambiente.

Para finalizar, tengan en cuenta que para realizar una correcta rotación de los alimentos, se debe colocar siempre delante para su uso más inmediato los productos con mayor antigüedad, revisando periódicamente tanto su estado como las fechas de vencimiento.
 

Deja un comentario