Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

Cómo la TV puede influir en lo que los niños comen

Sin dudas que pasar muchas horas en frente a la televisión puede afectar el estado nutricional de los niños. Pero ¿Por qué? Muchos niños pasan una buena cantidad de tiempo delante del televisor y muchas investigaciones muestran que son fácilmente influenciados para elegir los alimentos que ven en propagandas o en los programas que ellos miran. Por lo general los alimentos que se publicitan no son para nada saludables y mucho menos para niños, quienes se encuentran en plena etapa de crecimiento. Muchos de estos alimentos que se anuncian son ricos en grasas de mala calidad, azúcares refinados, sodio y a menudo carecen de vitaminas, minerales y fibra alimentaria.

A diario, mientras miran la televisión, los niños suelen ver de 10 a 13 anuncios que promocionan algún tipo de comida o bebida. Se ha demostrado que más del noventa por ciento de estos anuncios son ricos en ingredientes los cuales se recomiendan que los niños limiten su consumo.

¿Cómo podemos dominar los estímulos de la TV y promover una alimentación más saludable?

  • Evitar mirar televisión mientras se come. Como familia, establecer como regla no mirar TV ni usar otros dispositivos electrónicos durante las comidas. Comer juntos regularmente sin distracciones también ofrece la oportunidad de promover una alimentación sana y el vínculo familiar.
  • Optar por programas para niños sin publicidad.
  • Pasar tiempo juntos aprendiendo sobre alimentos. Intenten tener su propia huerta en casa, visiten mercados artesanales o ferias barriales.
  • Permitir que los niños ayuden en la cocina. Los niños pequeños tienen la voluntad de aprender y un deseo genuino de ayudar. Este es un buen momento para introducir la seguridad alimentaria, como lavarse las manos antes de manipular alimentos y asignar tareas simples, como poner la mesa o arrancar hojas de lechuga para preparar una ensalada.
  • Establecer límites con respecto a los tiempos de pantalla. Los niños de todas las edades pasan más tiempo frente a la televisión y otros dispositivos electrónicos. Aunque, parte de este tiempo involucra actividades educativas, aún hay cierta preocupación sobre cómo podría afectar su salud y desarrollo.
  • Ser un buen modelo a seguir. Los niños aprenden mucho simplemente observando a los demás. Como padre, elegir alimentos y bebidas más saludables, al tiempo que se limita el uso de dispositivos electrónicos, puede ayudar a reforzar los hábitos que intenta fomentar en sus hijos.

Deja un comentario